Saltar al contenido principal

Quito, 05 de marzo de 2021

El desvío de dineros correspondientes a la adjudicación del contrato de construcción del Hospital de Pedernales-Manabí, tiene como antecedente una trama de delincuencia organizada en la que se encuentran procesados varios asambleístas y funcionarios públicos, quienes al parecer se habrían beneficiado de manera ilícita de los valores por concepto de anticipo.

El aporte de la UAFE dentro de la investigación por el delito de lavado de activos en el caso del Hospital de Pedernales, se determinó a través de un Reporte de Operaciones Inusuales e Injustificadas (ROII) de la UAFE que permitió identificar un presunto perjuicio de más de 8 millones de dólares para el Estado ecuatoriano.

La Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) interviene en su calidad de acusador particular en la causa penal contra 7 personas naturales, así como 1 persona jurídica; procesados por el delito de lavado de activos, producto de la adjudicación del contrato para la construcción del Hospital de Pedernales.

La UAFE actuó como sujeto procesal conforme el Art. 12 literal g); y, Art. 14 literal a) de la Ley de Prevención, Detección y Erradicación del Delito de Activos y Financiación del Terrorismo, en el que se señala que la UAFE a través de su titular, intervendrá como sujeto procesal en las causas penales iniciadas por Lavado de Activos o Financiamiento de Delitos en los que ha remitido reportes de operaciones inusuales e injustificadas.

Durante este caso, la UAFE en calidad de víctima, interviene en representación de los intereses institucionales y del Estado ecuatoriano, en el proceso sustentó su teoría del caso y las particularidades del ROII, en torno a las personas naturales y jurídicas procesadas para de esta manera exigir una sentencia condenatoria conforme lo establece el Art. 317 del Código Integral Penal.